Inicio BELLEZA 12 cosméticos ‘gluten free’ aptos para celíacas

12 cosméticos ‘gluten free’ aptos para celíacas

170
0
Compartir

La alergia al gluten solo causa problemas si es por vía digestiva. En principio, solo deberías tomar precauciones con los labiales y suplementos alimenticios. Pero hay cosméticos sin gluten para todo

 

La celiaquía es una enfermedad genética y autoinmune que afecta aproximadamente al 1% de la población. No tiene cura ni existen medicamentos que alivien sus síntomas. «Al ingerir un alimento con gluten, una proteína compleja, el celíaco experimenta una respuesta inflamatoria anómala», explica el digestólogo Luis Miguel Benito, miembro de Doctoralia.

La única solución es seguir una dieta libre de gluten. O lo que es lo mismo: exenta de trigo y sus derivados (Kamut, sémola, trigo duro, espelta, einkorn…) y libre de centeno, cebada y avena. Pero, ¿qué sucede con los cosméticos? ¿Hay que pasarse a los gluten free (sin gluten) si eres celíaca? ¿Estar en contacto desde bebés con cremas con gluten podría exacerbar la celiaquía? Dermatólogos, alergólogos y cosmétólogos no terminan de ponerse de acuerdo al respecto. «Dado que las proteínas, que son moléculas de gran tamaño, no pasan a la sangre a través de la piel queratinizada, es imposible que el gluten de un cosmético llegue a contactar con el sistema inmunológico. Por tanto, no hay posibilidad de sensibilización con el gluten aplicado de manera tópica. Y aún es más impensable es que una persona se convierta en celíaca por emplear productos cosméticos de acción tópica con gluten. Por tanto carece de sentido hablar de cosméticos sin gluten, salvo que por su aplicación próxima a la mucosa oral se puedan tragar». Y aún en este supuesto, la cantidad ingerida debería ser lo suficientemente grande como para derivar en patología reseñables.

¿Te sientes más tranquila buscando cosméticos libres de gluten? Lo primero es saber que puede que ninguno de los que se venden como tales estén libres al 100% de esa proteína. Tanto la legislación de la UE como la estadounidense determinan que para llevar esa etiqueta debe contener gluten en una proporción inferior a 20 partes por millón (ppm). Es decir, que siempre puede haber trazas de gluten, incluso en un cosmético que se venda como gluten free.

Dicho esto, hemos buscado algunos de los productos de uso más habitual en su versión sin gluten. 

Cacaos y pintalabios

Cacaos y pintalabios

Cacaos y barras de labios

Desde la red social Celicity nos explican que «aunque los besos, bordes de vasos, servilletas… se llevan parte de labial que nos aplicamos, la gran mayoría de éste – un 80%, para ser más concretos-, es ingerido involuntariamente cuando los labios entran en contacto con la lengua. Según varios estudios, una mujer consume entre 1,5 y 2,7 kg de labial a lo largo de su vida, pudiendo alcanzar hasta los 4kg si el uso es diario y recurrente». Por si las moscas, si eres celíaca, mejor busca labiales sin gluten.

Labial Bold Bergamot, de Mia. Apto para veganos, cruelty free, sin parabenos y sin gluten. 14,95€.

Productos capilares sin aclarado

Productos capilares sin aclarado

Su situación es similar a la de las cremas corporales: el riesgo es mínimo. Solo habrían de tener precauciones las personas aficionadas a llevarse mechones de pelo a la boca o aquellas que no se lavan las manos tras aplicarse el aceite capilar, la espuma u otros productos de peinado. Si es tu caso, los tienes también sin gluten.

Milk, de Reverie. Acondicionador sin aclarado, nutre y combate el encrespamiento. Con ingredientes de cultivos sostenibles. 55€.

Lacas de uñas

Lacas de uñas

El mayor peligro es chuparse los dedos o morderse las uñas (onicofagia). Andrés Martín, brand manager de Orly para España, Andorra y Portugal, explica que «este mal hábito puede ser un riesgo para los celíacos o intolerantes al gluten. No es algo necesario en su composición, por lo que se puede prescindir de ello totalmente».

Esmalte Haute Red, de Orly. 10,95€.

Suplementos capilares

Suplementos capilares

Al igual que sucede con los destinados a mejorar el estado de la piel, dado que se absorben por vía digestiva, sí debe atenderse que no lleven gluten.

Anticanas, de Redenhair. Con catalasa, cobre y vitaminas, ayuda a preservar el color original del cabello, previniendo la aparición de canas y contribuyendo a la pigmentación natural del cabello. Sin gluten. 42€.

Suplementos alimenticios

Suplementos alimenticios

Algunos complejos vitamínicos se utilizan también con fines cosméticos. En el caso de la vitamina C, en caso de no conseguir los mínimos recomendados con la dieta, un suplemento nos asegura la óptima formación de colágeno. En otras palabras, piel más elástica y turgente.

Vitamina C, de Altrient. Sin azúcar, trigo, gluten, levadura, lácteos, productos cárnicos, hexano, proteína de soja, colorantes, edulcorantes y sabores  artificiales. 47,99€.

Cremas de manos

Cremas de manos

¿Te chupas los dedos? ¿Estás todo el día picoteando? Si la respuesta es sí, vigila que lo que apliques sobre la mano no lleve gluten. Te ahorrarás disgustos.

Soin des mains, de Apicia. Con miel y glicerina vegetal ecológicas. 15€.

Crema solar

Crema solar

Al igual que el resto de corporales o faciales no es necesario que sea sin gluten. Aunque ya las hay sin ese compuesto.

Defence Sun Leche Solar Fluida, de Bionike. Resistente al agua y con agentes contra los radicales libres. 20,99€.

Geles de ducha

Geles de ducha

¿Eres de las que al ducharse juega con la espuma? Si soplas sobre la esponja o dejas caer la espuma sobre tu cara y temes que algo entre accidentalmente en la boca, opta por uno sin gluten. De lo contrario, uno normal te bastará.

Japanese Cherry Blossom Strawberry Kiss, de The Body Shop. Gel de ducha con pétalos de flor de cerezo. ¡00% vegano y sin gluten!. 9€

Aceites corporales

Aceites corporales

Dado que se trata de un producto concebido para aplicarse de cuello para abajo, las posibilidades de ingesta accidental son prácticamente nulas. Aun así, también los hay sin gluten.

Replenish Body Oil de APoEM. Aceite corporal antisequedad con maderas preciosas y coco. 45€.

Champús

Champús

«Para las personas con intolerancia al gluten no hay absolutamente ningún peligro en usar cosméticos que lo contengan. Ahora bien, en caso de ser alérgicas sí podría haber algún riesgo bien por su nivel de alergia a esas proteínas o, incluso, por el roce accidental con los labios durante el aclarado», explica David Thomas Brooks, director técnico de Leonor Greyl. «Para evitar riesgos, formulamos todos nuestros nuevos productos con extractos de cereales sin gluten».

Champú Sublime Mèches, de Leonor Greyl. Específico para cabellos con mechas. Con proteína de quinoa sin gluten. 37€.

Mascarillas faciales

Mascarillas faciales

Pese a que haya que mantenerla algunos minutos sobre el rostro, no hay riesgo.

SOS Instant Moisture+Radiance Hydra Mask, de Mádara. Formulada con azúcares naturales hidratantes, ácido hialurónico, peonia del Norte, linaza y ortiga. 35,00€.

Cremas faciales

Cremas faciales

Siempre que se tenga la precaución de lavarse las manos tras su aplicación, no habría problemas. ¿Prefieres ir a lo seguro? Opta por una ‘sin’.

White Moisture Cream, de Lagom. Crema iluminadora, deja la piel jugosa y radiante. 42€.

 

Créditos: Bienestar